HERMANAS DE JESUS. Su legado.

Una hermandad tradicionalmente permitió procesionar a mujeres en su cortejo, que de origen gremial, no tuvo la necesidad de plasmar, el conjunto de normas, disposiciones y restricciones en un sentido u otro, sobre la prohibición de que las hermanas fueran en procesión.

La madrugada del viernes Santo es conocida como LA NOCHE DE JESUS y estas mujeres como “Las Hermanas de Jesús”.
Estas hermanas, abuelas, madres e hijas que generación tras generación han acompañado y acompañan a Jesús Nazareno , no lo tuvieron fácil en el Jerez de los S. XIX -S.XX, siendo un periodo de conflictos sociales entre clases, una guerra civil donde fallecen muchos maridos o están en el frente. Hay gran necesidad de alimentos y la mujer no tiene más remedio que ser fuerte y ella sola trabajar duro para sacar adelante a sus hijos y familia.
Era tal la devoción de algunas, que realizaban estación de penitencia incluso con sus hijos a los cuales ataban con un cordón para tenerlos a buen recaudo.
Soportaron, insultos y calumnias, venidos principalmente de un sector machista de hermanos de otras cofradías a quienes les molestaba la presencia de mujeres en un cortejo procesional.
Pero no pudieron con ellas.
Allanaron el camino a todas las mujeres que siglos después consiguieron con pleno derecho la integración en las cofradías, pero Ellas, habían sido y serán por siempre las primeras en escribir la historia.

Gratitud a las Hermanas de Jesús.