Virgen del Traspaso para la Solemnidad de la Inmaculada

Como todos los años Nuestra Madre y Señora del Traspaso se viste de manera especial para la Solemnidad de la Inmaculada Concepción. Vamos a prepararnos para la llegada de Jesús y debemos encaminar nuestras plegarias hacia Dios para pedirle por nuestros hermanos más necesitados, por nuestros enfermos, por los que ya no están entre nosotros, y sobre todo pidámosle a Nuestra Madre que este nuevo tiempo de Adviento que vamos a pasar junto a;Ella, nos ayude a ser mejores y a entender lo que significa de verdad la Navidad en una familia cristiana. Es un tiempo de reflexión, de oración, arrepentimiento, perdón y por supuesto de infinita alegría. Así permanecerá Nuestra Madre y Señora del Traspaso todo el mes de diciembre y parte de enero a la espera de hebrea en una nueva Cuaresma.